26 septiembre, 2008

Pues me da a mí que no son sólo los girasoles los que están ciegos...

...Sino más bien los señores académicos, que han elegido para "concursar" en los Oscars (sí, esos denostados premios por los que el progrerío cinematográfico patrio pierde el culo aunque los critiquen mucho) a la que, probablemente era la peor candidata de las tres: el rollo guerracivilero de los girasoles y el cura que quiere zumbarse a la Verdú, muy en madre de familia agobiada pero no obstante asaz zumbable ella.

Vaya por delante que no he visto la película, por lo que quizá estoy cometiendo un injustísimo error, pero a tenor de lo que dicen críticos que me merecen mucha confianza y del propio trailer de la película tiendo a pensar que no sólo será un importante truño sino que, además, es un truño que ya hemos visto en infinidad de ocasiones, con los típicos personajes muy buenos (todos rojos) y los típicos malos malosos muy malos que o bien son curas o bien guardias civiles (y porque no se puede ser las dos cosas a la vez, que eso sería algo así como el Darth Vader del rojerío local).

De hecho en el trailer había una escena poco menos que hilarante en la que Javier Cámara (un excelente actor, por otro lado) decía algo así como "quieren matarme por lo que pienso Diosssss" que daba una idea muy aproximada de por que caminos en el borde del ridículo transcurre la cinta. O, al menos, esa es la impresión que a un servidor le transmitía y que, por supuesto, me ha alejado prudentemente de las salas donde se exhibe esta inestimable muestra de "nuestra cultura".



Pero, más allá de la calidad en sí de la cinta (que al cabo tampoco es tema baladí)... ¿a nadie se le ha ocurrido pensar que es una película poco menos que incomprensible para el público americano y, desde luego, absolutamente poco interesante? ¿Qué coño sabrán los ellos de nuestra Guerra Civil (no han tenido la suerte de ver TANTAS películas sobre ella) y sobre lo malos que son los curas?

Al fin y al cabo ellos verán, pero puestos a perder (y a resultar repetitivos) que hubiesen mandado una de Paco Martínez Soria, que igual hasta les parecía una cosa cantinflesca y graciosa a los americanos.

1 comentario:

R. dijo...

Lo del Darth Vader del rojerío es muy bueno. Habría que ver un engendro así.
Saludos