31 octubre, 2008

¿Tenemos derecho a tener opiniones?

Menuda movida nos está montando el lobby gay.

Resulta que a la Reina se le ha ocurrido expresar una serie de opiniones, algunas involuntariamente divertidas como lo que dice sobre las elecciones USA: "Yo más que partidaria de Obama, me siento muy satisfecha de la posibilidad de que un negro pueda llegar tan alto"; otras más bien bobaliconas, como decirle a un cerdo sanguinario como Fidel "¿Por qué no abres un poquito. un poquito, sólo un poquito...?"; y algunas incluso bastante cabales, como la que expresa sobre la eutanasia: "¿Muerte digna? Totalmente de acuerdo. La persona que agoniza debe estar en las mejores condiciones, es su momento cumbre. Por mera humanidad, se le deben evitar los dolores, y para eso están los sedantes, los paliativos".

Son eso, opiniones, la mayor parte de ellas discutibles, como la mayor parte de las que emitimos los humanos, pero todas o casi todas dentro de unos parámetros de racionalidad y normalidad, es decir, se parecen a lo que puede pensar cualquier español normal, en unas cosas más a unos y en otras más a otros, pero ni ha dicho que lo burros vuelan ni que por el monte corran las sardinas.

Eso sí, se le ha ocurrido decir que a la unión de dos hombres no debería llamársele matrimonio.

¡¡Anatema!!

¡¡Herejía!!

¡¡Homofobia!!

¡¡Fascismo!!

Ojo, que no ha dicho que le parezca una mariconada pecaminosa, o que la homosexualidad sea una enfermedad o que a los homosexuales haya que encerrarlos en campos de concentración a la cubana o darles soga a la iraní, ni siquiera ha dicho que no deba haber una regulación legal para las uniones entre personas del mismo sexo, sólo ha dicho que a eso quiza se le debería buscar otro nombre.

Podemos estar de acuerdo o no con la Reina (personalmente me importa una higa cómo se llame al matrimonio gay o al matrimonio hetero), podemos incluso preguntarnos si la función de la Reina incluye hablar de estas cosas, pero lo más significativo de todo esto, es, creo yo, como cada vez hay más terrenos en los que ya no es posible tener opiniones.

Desde mi modesto punto de vista debería ser posible decir hasta los más groseros disparates, y luego que cada uno capee con las críticas o los argumentos en contra que sus palabras despierten. Pero lo que se plantea hoy en día no es que cada uno salga a la arena pública con sus argumentos, sino que hay cosas que directamente no se pueden decir.

No se rebate, se manda callar (PDF).

Y cuidado, que no es que la Reina no pueda decir ciertas cosas por ser quien es, más bien al contrario: si ni tan siquiera la Reina puede decirlas imaginen los demás.

8 comentarios:

Fan Fatal dijo...

La reacción inquisidora del mariprogresimo subvencionado de Ferraz, es de vergüenza.Para estos torquemadas,decir que se está a favor de una ley de uniones civiles a la británica es homofobia.

Se vé que las uniones civiles británicas o danesas,son muy “homófobas” y nos quitan los derechos y bla bla blá.La misma demagogia de siempre.

Para el progresismo, Castro Y ahmamediyan son “gayfriendly”; y por lo tanto: Blair, Zarkozy o Merkel son unos “comegays” homófobos de mucho cuidado.

¡Preparemos las hogueras!

Francisco dijo...

De acuerdo al cien por cien con lo que dices, aunque creo que la Reina no debería mojarse públicamente (tiene pleno derecho a hacerlo, faltaría más). Igual es que se le ha ido la pinza a Pilar Urbano... Si quiere dar opiniones, que deje el
cargo. Pero vamos, que no me parece la cosa para tanto salvo por lo que cuentas: que la corrección política coarta la libertad cada día más. Joder, vamos a acabar como los americanos, sin poder decirle a una compañera lo guapa que viene.

Alfredo dijo...

"Eso sí, se le ha ocurrido decir que a la unión de dos hombres no debería llamársele matrimonio.

¡¡Anatema!!

¡¡Herejía!!

¡¡Homofobia!!

¡¡Fascismo!!"

Usted es parte de "red liberal" desde donde se me expulsó por tener opiniones muy parecidas. Y esos mismos calificativos fueron los que arrojaron contra mi persona.

No sé si usted estuvo al tanto pero si es así, no veo el sentido de su entrada.

Si no, debería saber que en la propia "red liberal" fue imposible tener opiniones. Gracias a Dios que ya no soy parte de red liberal ni del Instituto Juan de Mariana: pero aquí los progres hay en muchas partes, no sólo en público.es

Fan Fatal dijo...

Alfredo como siempre mezclando churras con merinas. No es lo mismo estar a favor de "la ley de uniones civiles" británica,danesa,australiana o la misma que llevaba el PP; que la homofobia de este personaje llamado "Alfredo" que desea que los homosexuales nos muramos de SIDA, hasta declaraciones tan "gayfriendly" como éstas:

"...entonces entendería el énfasis en la religión y el criterio sobre los maricas pintorescos que aun viven en guettos como Chueca porque por mal que les pese a algunos, la mayoría NO aceptamos tener que convivir plenamente con ellos"

"...Ah y sé que soy libre de ser lo que yo quiera…pero “homófobo” implica fobia y miedo contra esas personas y yo nunca le he tenido miedo a los pecadores, les tengo lástima".

http://dosminutos.neoprogs.com/2008/10/sofia-hazte-oir/#comment-374

Parece ser que desear la muerte del prójimo y ser una víbora no es pecado,claro que no. Es muy "Cristiano", cristiano fundamentalista de la iglesia de los Phelps,claro está.

udcc dijo...

Vemos un escenario donde la cultura europea, y todo lo que conlleva, está en peligro. La cultura occidental y sus valores están al borde de la desaparición. Si no ponemos remedio pronto, seremos exterminados en muy poco tiempo. Es irónico pensar que hay muchos europeos que desean este exterminio de cultura y forma de vida. Y me gustaría ver sus caras si algún día un yidahista obliga a sus hijas a vestir un burka (esto ha ocurrido en lugares como Afganistán o Irán. España, Europa entera, no sería una excepción). Seguro que no les hará mucha gracia.

Entra en nuestro Blog udcc.wordperss.com y opina. También puedes contactar con nosotros con los correos electrónicos: derechoshistoricos@hotmail.es derechoshisto@gmail.com.
Necesitamos un cambio y juntos podemos hacerlo.

La Virgen del Carmen dijo...

Que diga lo que le parezca y que acepte las consecuencias. La corrección política nos invade y obceca las mentes, como te salgas del carril te vas a llevar andanadas de..

Anónimo dijo...

¿Y si hubiera opinado como el abuelo de Little Miss Sunshine y hubiera dicho que hay que follar todo lo que se pueda? ¿O como dijo no sé quién, que el matrimonio es una carga tan pesada que hay que llevarla entre tres? A, eso sí que habría molado... Sobre todo a Pilar Urbano...

Martin Bau dijo...

Don Carmelo,
lo desolador es que no podemos opinar (libremente) sobre la propia necesidad de una Reina.