03 diciembre, 2008

Así de valientes son los gudaris de la patria vasca

Tanto como para acercarse a un hombre de 71 años que está desarmado, que no sólo no lleva escolta sino que va solo, descerrajarle tres tiros a quemarropa y salir corriendo en un coche; tan valientes que necesitan ir en pareja a la hora de perpetrar una heroicidad de este tipo. Da gusto, la patria vasca no tiene nada que temer, con gudaris así su futuro como paraíso euskérico está más que asegurado.

Este tipo de hijo de puta es lo que buena parte de la sociedad vasca considera un ejemplo a seguir, más admirable cuanto más grande sea su deuda de sangre con los otros, los españoles, los txakurras de la Guardia Civil, los explotadores capitalistas o, en suma, con todo aquel que pretenda quitarles el momio. Y estos valerosos gudaris asesinaviejos también son lo que no molesta demasiado a otra parte de la sociedad vasca, todavía más importante, con cuya convivencia no se siente demasiado incómoda excepto en días como hoy en los que han puesto todo, aceras, periódicos e ikurriñas, perdido de sangre.

Pero la sangre se limpia bien de las aceras y de algunas banderas (especialmente de la esa imitación que es la ikurriña) y la de los periódicos se acaba olvidando, tapada por otra sangre y otras noticias, de forma que en poco tiempo podremos volver a hablar de generosidad y de perdón, de diálogo y de negociación, de libertades, de pueblos y de derechos de Euskalherria, Euskadi o como llamen a ese invento infecto.

Será tarde para Ignacio Uría, su mujer, sus hijos, sus nietos y los amigos que estaban esperándole para jugar la partida, pero quizá no lo sea para esa patria vasca purificada a punta pistola y que recordará lo valientes que eran sus gudaris, matando a ancianos en nombre del pueblo.

Y todavía los habrá que se sientan orgullosos...

1 comentario:

JFM dijo...

Y dentro de a lo maximo dos semanas vendra el PNV a recoger las nueces, y el PSOE a aliarse con los nazionalistas tanto del PNV como batasunos.