24 octubre, 2010

Las madrugás de Pedro Castro

El alcalde de Getafe, Pedro Castro, no sólo es uno de los políticos más nefastos de España, de los más sectarios y de los peor educados (llamó “tontos de los cojones” a los votantes de la derecha y ahí está tan campante en todos sus cargos, para que luego digan del de los morritos) sino que también es uno de los más pesados a través de Twitter.

Y es que el señor Castro es de los que creen que los 140 caracteres son para soltar consignas del partido sin ningún interés y que no tengan necesidad de parecerse en lo más mínimo a la realidad. Eso sí: suelta cienes y cienes de ellas, como decía aquel.

¿Para qué le sigues entonces? Preguntarán aquellos de ustedes que conozcan Twitter y que sepan que si no quieres no tienes que soportar a los plomos como Castro, pues amén de que con ello espero ganarme un poco de conmiseración de San Pedro en el día postrero, porque de vez en cuando se le escapan perlas totalmente geniales.

Verbigacia: hoy me llega el hombre y a eso de las 14.45 minuto arriba minuto abajo me suelta esto, “pa empezar el día”:

Buenos días a todos, hoy amanecí temprano aunque mi cuerpo me pedía descanso después del intenso día de ayer
Repito, a las 14:45, vamos, madrugón terrible el suyo. Ya, ya sé que eso no quiere decir que se haya levantado a esas horas, pero no me negarán que la cosa no tiene guasa.

Por cierto, que a partir de ahí ha cogido carrerilla y se ha soltado 20 tuiteos en 40 minutos en su habitual modo spammer sobre que si la derechona esto, la derechona aquello y que la culpa de la crisis es, como no, de la derechona, mientras que por el contrario el socialismo es un mundo de ilusión y alegría.

En fin, la misma mierda de siempre pero, lo que son las cosas, a él le da para vivir de la política y muy bien, e incluso para colocar a su hijo de concejal de Hacienda, que si eso lo hiciera Aguirre no quiero ni pensar la que caería.