02 septiembre, 2007

Aquest país és la llet!

Como les decía hace un par de días acaban ahora mis cortas vacaciones y alguna cosa de ellas tengo que contarles. La primera no deja de ser una chorrada, pero a mí me ha llamado poderosamente la atención y, como tantas y tantas anécdotas, me parece bastante significativa de lo que podríamos denominar un "estado mental colectivo".

Resulta que la mayor parte de estas vacaciones (¿les he dicho que han sido muy cortas?) las he pasado disfrutando de la hospitalidad de mi familia política, que es de y reside en Cataluña, concretamente en una localidad costera muy cerca de Barcelona.

Cuando voy por allí (menos de lo que me gustaría) siempre hay detalles que me llaman poderosamente la atención, en esta ocasión además de visitar Montserrat y empaparme allí de “catalanor” estuve desayunándomela todos los días (no a Montserrat sino a la catalanor), y si no vean el curioso diseño que lucen los bricks de leche ATO:



No es que me parezca ni mal ni bien (por mi como si quieren poner la foto del Che hecha con leche o al Cristo de Dalí), pero sí me sorprende ver el mapa de Cataluña usado para un fin tan, digamos, prosaico. Del mismo modo que me sorprendería ver el de Madrid, Castilla La Mancha o Islandia en todo aquello que no fuese un producto muy típico y muy particular de cualquiera de esos lugares, cosa que, hasta donde se me alcanza, no es la leche en Cataluña.

Por otra parte, me imagino un cartón de leche con el mapa de España y me entra la risa, pero parece que no les ocurre lo mismo a los muchos catalanes que compran la leche ATO; debe ser que el nacionalismo español que tanto padecemos “los de Madrid” es menos lácteo que catalanismo siglo XXI de moda por aquellos lares.

La ironía final es que, además, la marca ATO supongo que sería en sus orígenes más catalana que la sardana, pero actualmente es propiedad de una perversa “multinacional”*: la Corporación Alimentaria Peñasanta S.A. (CAPSA), que ustedes conocerán por otra de las marcas que comercializa: la famosa Central Lechera Asturiana.

Lo dicho, éste país es la leche o, en este caso, aquest país és la llet!

*Multinacional porque además de tener marcas en las naciones catalana y asturiana tiene una tercera, Larsa, en la no menos nación galega :-).

6 comentarios:

Topo Universitario dijo...

En Cataluña comercializan una leche llamada "la nostra", un refresco de cola catalán, cerveza que pretende hacer patria... Sólo has visto la punta.

F. dijo...

El mapa de Catalunya als bricks de llet ATO té probablement dues explicacions: explicitar que la llet procedeix de cooperatives catalanes i de passada fer competència a altres llets del país com Llet Nostra o letona ("llet del Pirineu"). Per cert, veure proclames nacionalistes sota la marca Llet Nostra és exagerat però no em sorprèn venint de ciudadanos del mundo no nacionalistes com vosaltres. Suposo que Aceitunas La Española també és, als vostres ulls, una horrible marca nacionalista. I el detergent Colón deu tenir innegables connotacions imperialistes. Però no, oi? Només si són marques catalanes.

Edu dijo...

F. Estic amb tu. Em fa gràcia que "intel·lectes" que corren per les "espanyes"... JA, JA, JA!!! Potser que s'informin una mica més i que finalment s'adonin que la seva estimada espanya no és res més que una entel·lèquia!!!

Anónimo dijo...

Aquí lo que pasa es que en Catalu nya tenemos un sentimiento de proteccionismo que en muchas comunidades falta, y las empresas (suecas, catalanas o turcochipriotas) se aprovechan de los símbolos para que nos sintamos identificados con ellos. Tan poco es tan grave, hablamos de publicidad!

El Roxu dijo...

Como no puede ser de otra manera, cualquier cosa que se haga en nuestra península ibérica (no quiero decir país para no ofender a nadie) tiene que dar lugar a miles de comentarios, algunos de ellos mal intencionados.
En primer lugar cada cual que comercialice lo que quiera y como quiera siempre que no engañe al consumidor.
En segundo lugar Corporación Alimentaria Peñasanta no es una multinacional, opera principalmente en España y es mayoritariamente de unos ganaderos asturianos que hallá por los años 70 decidieron dar un impulso a la dura vida del campo.
En tercer lugar no tiene por que ser perversa por utilizar una publicidad dirigida a un mercado concreto
Creo que no merece la pena dedicar más tiempo a esto.

Anónimo dijo...

Espanya ens tem...