05 octubre, 2007

Precocidad

Hace unas semanas mantenía una conversación sobre Israel con un periodista bastante conocido y experto en "zonas en conflicto" que entre otros muchos lugares ha pasado por Gaza, Cisjordania o el Líbano y, se supone, conoce muy bien la situación en la zona.

No hacía mucho que yo había vuelto de mi propio viaje a la zona y, lógicamente, le pregunté su opinión sobre la situación allí. Su respuesta fue al mismo tiempo sorprendente y esperada; lo segundo por tópica y habitual dentro del gremio, lo primero porque yo suponía que alguien que ha estado sobre el terreno podía hacer un análisis ligeramente más fino, no más cercano a mis propias ideas ojo, simplemente algo más profundo.

Resumiendo y sin atenerme a la literalidad la opinión de este colega se podía resumir en que había que juzgar a Olmert como criminal de guerra por cortar la luz a Gaza mientras que Hammas era "el interlocutor necesario " porque "la gente los quiere". Les recuerdo que esto era poco después de que el grupo terrorista tomase el control de Gaza a sangre y fuego, sangre de sus propios compatriotas, por cierto, y derramada de formas tan "creativas" como arrojar a alguien desde la azotea de un edificio de 14 o 15 pisos, el más alto de la Franja.

He recordado esta conversación esta tarde al ver el escalofriante vídeo que ha colgado el amigo Luis de su Desde el exilio y que por su interés (y porque para eso está You Tube) les ofrezco a continuación:



Las imágenes y el programa son de la propia televisión de Hammas y, resumiendo, se trata de un programa para niños en el que la estrella invitada en un chavalín de dos años, repito, dos años, que ya se está preparando para el martirio, es decir, ponerse un cinturón de bombas y llevarse por delante al mayor número de inocentes posible.

Eso es lo que Hammas considera un programa infantil, eso es lo que considera un ejemplo y un futuro deseable y esos son sus democráticos métodos. Eso es, en suma, un "interlocutor necesario".

Lo que yo no sé es qué se puede "interlocutar" con gente así. Lo que yo no sé es cómo los "expertos sobre el terreno" no han visto estas cosas, porque quiero pensar que no las han visto...

1 comentario:

Israel Yojimbo Nava dijo...

Te voy a poner un ejemplo de la gilipollez imperante: en el making of de la nueva película sobra la guerra civil "Las 13 rosas", la Juani de Médico de Familia espeta algo así como "las condiciones inhumanas de las cárceles en aquel momento podrían ser equivalentes como las de ahora en Guantánamo"

En resumidas cuentas: pensé en enviar este video a alguna gente en forma de link, pero como son tan retorcidos, seguramente hasta les gustará y dirán "pobrecitos" en vez de "joder, que miedo".

Es así la cosa. Desesperanzadora. Para el crio y para nosotros, que tenemos que padecer a los giliprogres.