04 enero, 2008

La universidad catalana, los latinos y el catalán

Entre los últimos blogs que ha lanzado 20minutos.es hay uno hecho por latinos para la comunidad latina, De este lado del mar.

Su artículo de hoy me ha parecido bastante interesante: cuenta la historia de una inmigrante que se apuntó a un master en una universidad catalana y que, tras hacer una prueba en español y sin haber sido advertida de ello, se encontró con que parte de las clases eran en catalán.

Para la mujer pagar el master ha supuesto un gran esfuerzo económico, por lo que su decepción es importante: “Si lo hubiera sabido antes hubiera elegido otro lugar y no hubiera pagado lo que pagué”.

Lo "mejor" es que, además de no haber advertido antes del inicio del curso que algo así iba a ocurrir, algunos profesores reprendían a los alumnos que no dominaban el catalán, vamos, que además de apaleados...

Y eso que, siempre según los autores del blog, los alumnos latinos eran mayoría en el aula.

Vivir para ver.

4 comentarios:

viernes dijo...

Desde el día en que el partido de centro-derecha-catalanista decidió primar la inmigración islámica sobre la hispana, he sospechado muy a pesar mío que allí no cabe un g... más. Han elegido ser minoría mayoritaria en un territorio a medio plazo islamizado y van a averiguar qué allí donde se dan las leyes excluyentes, también las toman.

lobotomizado dijo...

Hacer una prueba en español para evaluar tu capacidad, y luego impartir las clases en otro idioma es como si para entrar en una orquesta te piden que interpretes al piano y luego te dan una plaza de clarinetista.

Y, claro, una vez que has pagado el master, la Universidad se habrá escabullido en plan Bobbie Sue: "take the money and run", que cantaba Steve Miller.

gian dijo...

Hola:
navegando por la red he visto tu blog, me he parado para descansar y lo he explorado, me gusta mucho. Ahora continuo mi viaje. Cuando quieras ven a ver mi blog.
Ciao.

Francisco dijo...

Pues en el pecado llevarán la penitencia: a este paso va a ir a estudiar a Cataluña la madre que parió al topo, es decir: topotamadre, con el consiguiente empobrecimiento cultual, económico, bla, bla, bla. ¡Gaaaaaaaaañáaaaaaaaan-es!