03 enero, 2008

Las cosas en el sitio que yo quiera (y calladitas)

El pasado sábado día 30 una cantidad notable de ciudadanos se dieron cita en una céntrica plaza madrileña en un acto en el que personas de diferente condición expresaron sus opiniones respecto a diversos temas, podría haber sido una convocatoria de la asociación de mujeres en contra de la depilación, de la asociación de vecinos de Jumillosa del Tomellar o, puestos a ser estrafalarios, de un sindicato, y todos habrían tenido derecho a expresar sus opiniones sobre lo humano, lo divino y lo mediopensionista... todos menos la jerarquía de la Iglesia, claro.

Personalmente el acto y sus convocantes me son completamente indiferentes, de hecho, las imágenes del evento que pudimos ver en la televisión me causaron cierto repelús: niños de unos cinco años en poses tan naturales como gritar "¡Viva el Papa!" me causan ese efecto, que quieren que les diga. No obstante, creo firmemente que los niños tienen derecho a decir lo que les plazca (o lo que les plazca a sus padres), igual que los obispos, los sindicalistas, los activistas gay o el mismísimo Al Gore, esté yo o no de acuerdo con ellos, que en la mayoría de los casos va a se que no.

Curiosamente, en el PSOE sí están bastante de acuerdo con Al Gore, con los activistas gay (al menos con los que les interesan) y con los sindicalistas, así que cuando unos y otros dicen lo que les apetece en las plazas, las calles o las entregas de premios Nobel les parece muy requetebién, como a mí. Sin embargo, el caso de los obispos es distinto porque, como todos sabemos, son unos carcas, malos malísimos y además las sotanas están de lo más demodé, así que a la socialdemocracia fashion de la que disfrutamos ya no acaba de molarle que expresen esas opiniones "integristas, arcaicas y ultraconservadoras", como las definía Chaves.

Hasta tal punto ha llegado el disgusto del PSOE (con lo que ellos han hecho por la Iglesia...) que además de exhabruptos varios más o menos mitineros han lanzado todo un documento (como folio y medio y sin faltas de ortografía, oiga) diciendo de forma más o menos clara que los curas se metan en los asuntos y en sus sacristías. No solo eso, en su propio blog explicaba el mismísimo Pepiño que para hablar de política hay que pedir el voto para un partido, formar el propio o... callar para siempre.

Queda, claro, la cuarta opción: decir lo que le guste a Pepiño y amigos. Muy democrático, lo que se dice muy democrático no es, pero sí resulta la mar de práctico.

Y también muy de izquierdas, ¿no?

PD.: A todo esto, feliz año nuevo y eso.

5 comentarios:

Astur-Leones dijo...

Me acabas de destrozar el artículo de la tarde, que ya no publicaré, claro.

Feliz Año Nuevo!

Libertymad dijo...

Querido Carmelo, como en tantas ocasiones, eres capaz de expresar lo que tantos pensamos pero no somos capaces de verbalizar. Absolutamente de acuerdo contigo. A mí algunas cosas que vi o oí el domingo me dieron bastante repelús y hasta un poco de repugnancia -espero que algunos no terminen pidiendo la ilegalización del divorcio y la lucha contra el capitalismo global en nombre del liberalismo, aunque por lo visto en los últimos días poco me extrañaría- pero la libertad de expresión es sagrada. No oí que nadie llamara a la comisión de delitos violentos contra otros, como por ejemplo sucede en las manifestaciones de los separatistas y en general de la izquierda. Al menos, con los del domingo se puede negociar. Con el PSOE actual eso es misión imposible.

bastiat dijo...

Coincido con Luis... que es algo habitual, y con libertymad.

Yo, además estuve en el Acto, algunas cosas las comparto al ciento por ciento, otras, como las dichas por el italiano, muchas de ellas no. Pero lo importante es que la gente pueda manifestar sus opiniones sin que por ello se les censure. Por eso, solo por eso, el PSOE debería de modificar sus ataques al menos en cuanto a que la Iglesia no pueda manifestar sus opiniones.

Pero claro, en la raíz del socialismo está el someter a los ciudadanos a sus dictados.

No... Ciertamente lo de la libertad no va con ellos.

LA VIRGEN DEL CARMEN dijo...

pregunto, ¿ se dijo dijo algo en el acto del domingo de las familias cristianas que han formado los curas casados y " amancebados " ?( esta terminología es un poco arcaica pero mooola )

Pek dijo...

Pepiño podría ser un buen obispo, por lo dogmático.