11 marzo, 2008

Rajoy se queda, por ahora

Pues ya sabemos qué decisión han tomado Rajoy y los barones "genoveses": el actual líder del partido sigue al frente y se presentará al congreso de la formación (que se adelanta a junio) así como a las próximas elecciones en 2012.

Mi primera impresión es que se equivocan.

No creo que la gestión de Rajoy al frente del partido haya sido mala, ha atravesado una época muy difícil y con un entorno extremadamente hostil, tanto en los medios como en el ámbito estrictamente político: ahí están para el que necesite recordarlo las agresiones, los insultos, los cordones sanitarios o los pactos excluyentes al precio que fuese. Sorteando esos y otros peligros (y cometiendo también errores, por supuesto) Rajoy ha logrado dos cosas importantes: mantener al partido unido y seguir siendo una alternativa seria de gobierno como certifican los más de 10 millones de votos obtenidos hace sólo un par de días.

Pero ha perdido las elecciones, y lo ha hecho frente al que es, sin duda, el peor de los presidentes de nuestra democracia y que, además, presentaba un extraordinariamente pobre balance de legislatura.

Y es que, a pesar de que el resultado electoral no puede ser considerado un fracaso está claro que es una derrota y, además, es la segunda consecutiva. Es cierto que Aznar también sufrió dos derrotas antes de llegar a la Moncloa, pero creo que es imposible comparar al PSOE del año 93, poco menos que en caída libre en el pozo de la corrupción y la crisis (que aquella sí era galopante) con del de este 2008, con muchos menos problemas (por ahora) y todavía más fuerte en los medios. Entonces se podía esperar una legislatura corta, como finalmente ocurrió, ahora creo que no podemos albergar esa esperanza.

El resultado electoral de este domingo, esos más de diez millones de votos, son un excelente soporte para un cambio tranquilo, bien meditado y consensuado, con orden, sin prisas y sin batallas demasiado sangrientas. Un cambio que pasase por un proceso ilusionante en el partido (¿unas primarias?) y que diese con un líder nuevo elegido bien entre los "barones" bien en un segundo nivel en el que el Partido Popular cuenta con excelentes políticos que podrían llegar a ser brillantes cabezas de cartel si contasen con el apoyo suficiente.

También es cierto que un proceso como ese supone muchos riesgos, pero precisamente esa habría sido una buena tarea para Rajoy y el actual equipo dirigente: controlar la cosa (que no tutelarla) para que el tema no acabase en un baño de sangre política. No obstante, está claro que todo esto habría supuesto la pérdida de muchas poltronas y un proceso de poco más o menos que suicidio colectivo que es muy raro que las organizaciones, políticas o no, se atrevan a tomar.

Por otro lado, queda la incógnita de saber si Rajoy y demás podrán aguantar la presión: hasta los medios más cercanos han empezado a pedir su cabeza con palabras más o menos amables, y cuatro años de puñaladas son jodidos, por muy cariñosas que éstas sean.

En cualquier caso, me temo que seguiremos hablando de esto... durante mucho tiempo.

3 comentarios:

Israel "Yojimbo" Nava dijo...

Mejor salir con la cabeza alta aunque no hayas ganado. Lo has intentado.

Hay que buscar algo contra Rodolfo Rodríguez, y tiene que ser sangre nueva. ¿Primarias? Ni de coña.

Eso no se estila en este país.
Dedocracia rules!

Liberal Hispano dijo...

Discrepo de vosotros, R ha ganado a Z la batalla del centro. No aún la guerra por el Gobierno. Z ha ganado en el bando radical izquierdoso y nacionalista, fascista por tanto.

Pero precisamente porque Z sabe que su partido se ha escorado hacia la izquierda y porque el centro, es decir, R ha crecido, tendrá que medirse mucho lo que hace.

La estrategia de Z era decir que él era el centro pero es manifiesto que eso no es lo que ha calado en la sociedad, puesto que ha perdido tres cuartos de millón de votos que se han ido al pp, udp y c's, mientras ha sido votado por ex erc, pnv, iu y otros radicales.

Estratégicamente está ahora descolocado pues si quiere contentar a los radicales tendrá que ofrecerles más carnaza y ello, coincidiendo con crisis económica demoledoramente agrabada por medidas contraproducentes que ha adoptado, le puede hacer perder otros cuantos cientos de miles de votos por su derecha... la cual incluye tanto a populares como a udp. Z está en un extremo, las próximas elecciones, dentro de tres años serán demoledoras para el socialismo en España. Eso creo.

¡En nuestro flanco antiZ y antiSocialismo, hemos ganado!

Anónimo dijo...


Pero ha perdido las elecciones, y lo ha hecho frente al que es, sin duda, el peor de los presidentes de nuestra democracia y que, además, presentaba un extraordinariamente pobre balance de legislatura.

Zapetero es muy malo sin duda, pero yo ahora hago una mirada hacia atrás, y miro las elecciones del 93: GAL, crisis económica galopante, corrupción a puñados, ... y ganó el PSOE. Si, González era un encantador de serpientes, pero desde mi punto de vista, Zapatero no se le queda a la zaga. Es más para mi tiene un punto de más malvado aún que aquella guardia socialista. Ha llegado al poder, y va a hacer todo lo posible por quedarse en él.