28 abril, 2008

29.461 euros con 53 céntimos

Este es el precio que, según algunos, tiene la vida de un hombre; un precio que ha de pagarse si así nos lo exigen unos piratas, terroristas o delincuentes del común, ya sean más o menos sofisticados.

Y es que eso es lo que, al parecer, se ha pagado por cada uno de los 26 marineros del Playa de Bakio a sus secuestradores, esos que les trataban con mucha educación a punta de pistola.

Esta mañana durante el programa de debate de TVE1 (dicho sea lo de debate sin ánimo de ofender), la pareja de uno de los secuestrados ha dicho algo así (reproduzco no literalmente): "la vida de un hombre tiene un precio y si hay que pagarlo, se paga". Ni me sorprende ni puedo reprocharle a la mujer que piense y diga eso cuando son sus seres queridos los implicados en una situación así, más llamativo es como los periodistas (dicho sea también sin ánimo de ofender) han defendido con uñas y dientes las afectadas palabras de la afectada.

Aunque tampoco es que esperase gran cosa de los presentes, capitaneados por el Sr. Sopena, no deja de sorprenderme que con esa soltura y tranquilidad de espíritu se ponga precio a la vida de un hombre... y además un precio tan bajo: menos de 30.000 euros, menos de lo que vale cualquier coche de gama media. Eso sin pararse a pensar en el mensaje que se está dando a los secuestradores, de aquí y de allá, y a los terroristas, de aquí y de allá.

¿Están los periodistas y opinadores para ratificar las palabras de alguien en unas circunstancias tan complicadas o se supone que por su profesión y sus capacidades deberían ser capaces de alejarse un poco de la raíz de los problemas y ofrecer una visión más amplia de las implicaciones y repercusiones de cada noticia? La respuesta me parece obvia, quizá en el fondo soy un utópico.

Y, por cierto, visto como defienden el pago del rescate sus "voceros de guardia" cada vez me quedan menos dudas de que el gobierno está detrás, llamando "diplomacia" a la extorsión... como antes se la llamó negociación o diálogo.

6 comentarios:

Luis I. Gómez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luis I. Gómez dijo...

Salvando a quienes sufren una situación similar, que están en su derecho de decir eso y otras cosas, das en el clavo. Ni siquiera los voceros creen en lo que dicen. Pero TIENEN que decirlo. Ellos asi lo creen.
Lamentable.

Javi dijo...

Me imagino que para usted hubiera sido mejor dejar que mataran a los pescadores. Me magino también que si esto hubiera podido resolverse ¡con dos cojones! invadiendo un paías usted sí hubeira estado a favor, porque esa sí que es una buena forma de luchar contra el terrorismo. ¿Verdad?

Daniel Rodri­guez dijo...

Imagino, Javi, que para usted lo bueno, adecuado y fetén es que premiemos a los piratas por secuestrar un barco, enviando el mensaje a todos los demás que se dediquen a ese viejo oficio que los barcos españoles son presa fácil y rentable. O lo que es lo mismo, siguiendo con su demagogia barata, usted lo que quiere es que los piratas ataquen barcos españoles, que lo mejor para usted es que los marineros de nuestro país no puedan faenar seguros en ningún lugar del mundo.

Pero poniéndonos a hablar de soluciones, Francia pagó a unos piratas como ha hecho España, pero al contrario que Zapatero, posteriormente persiguió a los criminales, mató a uno y recuperó buena parte del rescate pagado. Lo importante, claro, no era el dinero, sino aumentar la percepción del riesgo que tiene el atacar barcos franceses.

Evidentemente, no espero que Zapatero haga lo mismo. Él sólo quiere apelar a los buenos sentimientos de usted. Lo que les pase a los marineros españoles en el futuro se la trae floja.

Hiel dijo...

La cifra que citas es indicativa, más que del valor de una vida, de la falta de criterio y principios que demuestra de nuevo 'eso' llamado Gobierno de España. Gobierno que no solo se permite arreglar la chapuza con un cheque, sino que además su máximo representante presume de no querer entrar en debate sobre las negociaciones con los delincuentes; es decir, 'no me da la gana de informar al pueblo que represento sobre las acciones que he tomado para conseguir la liberación de esos ciudadanos españoles'.
No extrañaría nada que la nueva tripulación del Playa de Bakio (de nuevo metido en faena) sufriera otro secuestro, a la vista de lo sencillo que es 'negociar' con el Gobierno de España.
En definitiva, y salvo que en unos días los hechos demuestren otra cosa, el presidente Rodríguez nos regala otra incongruencia más de su espléndida gestión.
Incongruencia como, por ejemplo, la de que Multiprensa y Más, S. L. figure entre uno de los mejores sitios para trabajar.....
Saludos.

Javi dijo...

Claro, claro, señor Daniel Rodríguez, evidentemente Zapatero busca que los pitaras arramblen con cuánto barco español se atreva a faenar por estas aguas de Dios, ¡cómo no se me ha ocurrido antes!

Y luego se atreve usted a hablar de demagogia. Bien podíamos enviar a la Armada invencible de nuevo a entrar en aguas territoriales de cualquier páis, repito, como les gusta a ustedes, como en perejil, con dos cojones. Y por favor, no nos dejemos a la cabra en tierra