05 julio, 2008

Y el resultado final del ridículo es... el ridículo

Si hay algo que un partido político no se puede permitir es hacer el ridículo, creo que hasta la corrupción le puede resultar menos dañina, siempre que se mantenga, por así decirlo, dentro de un orden.

Pues bien, el Partido Popular ha hecho un sonoro, completo e irremediable ridículo con el congreso del PPC . De hecho, desde la despedida a los delincuentes Barrionuevo y Vera en la puerta de la cárcel de Guadalajara no había visto arrastrar por el lodo de una forma tan implacable unas siglas.

La cúpula popular ha demostrado fehacientemente una insoportable alergia por la democracia, ha actuado tarde, mal y con todos los ojos pendientes de ellos, sin saber cocinar la crisis en casa y apuñalando a unos y otros a plena luz del día y, encima, ni se han molestado en darnos unas razones que no ofendiesen a nuestra inteligencia... ¿y todo para qué? Pues para que el "consenso" se quede en un patético 56 % de los votos, para estar a punto de perder en una batalla contra nadie, pues Montserrat Nebrera no es absolutamente nadie.

Y que hermosa lección sobre los avales: la candidata "de consenso" tenía 650 avales y ha obtenido más de 200 votos menos, está claro como se obtienen los primeros y qué puede llegar a pasar cuando el voto es secreto, como exige cualquier procedimiento democrático digno de ese nombre.

Un gran éxito de Rajoy y un gran éxito de Alicia Sánchez Camacho, senadora gracias a la confianza de personas a las que ha traicionado vilmente, una traición que se ha pagado con la operación de paracaidismo político más patética de la historia.

Vergüenza ajena me dan y vergüenza les daría a ellos si la tuviesen.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ellos están viajando al centro.... No se pueden parar en esas pecata-minutas de la democracia y en esas minucias de la voluntad de los electores.
Por mi parte trataré de despertarlos en cuanto tenga oportunidad de votar.
El Marianito Gallardonizado, con sus Cospedales, Sorayos y Pons-es se va a enterar de lo que vale un peine.
Ustedes, traidores, sigan hacia el centro (es decir, a ninguna parte).
¿Dónde estaban, desgraciados, embusteros?
¿Qué es el centro?
¡Resulta que he votado a esta jarca de indeseables pensando que estaban defendiendo algo y lo que estaban haciendo era disimular!
¡Qué tropa!
¡Pero no hay que apurarse!¡Nos queda Pancartero como solución!
¡Animo PP! Una ayudita al Solemne.

Coase dijo...

El papelón en Baleares también ha sido de órdago.

Al ser elegido por dedocracia, Rajoy debe creer que todos los políticos son elegidos así. Por eso le hace la pelota a PRISA porque cree que son ellos los que le nombrarán presidente y no sus asquerosos votantes que no son más que repugnantes fachas.

JFM dijo...

"Viaje al centro de la nada". En su cartelera en las proxiams europeas.

Roberto Gómez dijo...

Los antiguos creían que el mundo era plano, que se acababa en un terrible abismo: el centro, le llamaban. Era un camino lleno de monstruos, de peligros, de escollos....pero al final, había una silla, un puesto, una prebenda....total, la gente le seguirá votando.

Un saludo.