22 agosto, 2008

Cien años del nacimiento de uno de los mayores genios del arte del S XX

Hoy habría cumplido 100 años Henri Cartier-Bresson, un hombre que transcendió las fronteras de la forma artística que eligió usar, la fotografía, para llegar mucho más allá y convertirse, desde mi punto de vista, en una de las referencias culturales inevitables del pasado siglo.

Muchas de sus imágenes están en nuestra memoria y nuestra retina, y seguramente también en la de ustedes aun incluso sin saber que son obra suya, pero más allá de cada una de sus fotos individualmente, lo que más ha transcendido, creo yo, es una concepción muy particular del arte fotográfico que, en cierto modo, lo llevó a su madurez o a una de sus vidas adultas, por así decirlo.

Cartier-Bresson tituló uno de sus libros "El momento decisivo" (bueno, en realidad lo hizo su editor en inglés) y toda su obra fotográfica fue un ejercicio sobre ese instante, aquel en el que los elementos de la fotografía se ordenaban espontáneamente y transmitían no sólo una composición milagrosamente armónica sino un significado mucho más profundo que el de una mera imagen, ese segundo en el que un personaje desvelaba su esencia más íntima, en el que un acontecimiento se nos presentaba con todo su poder simbólico o en el que un lugar nos brindaba su carácter más recóndito.

Nunca estuvo nada interesado en el cuarto oscuro y su trabajo se limitaba a la toma de la imagen, lo que es un caso no demasiado habitual en la historia de la fotografía (algo más común en el fotoperiodismo por razones obvias) y, aunque su domino de la técnica es evidente, no jugaba con ella o la hacía presente con el virtuosismo de un Ansel Adams. Quizá eso haga sus imágenes más "accesibles", quizá ocurra lo contrario y sea menos sencillo apreciarlas, pero en cualquier caso, estoy seguro de que son un placer para los ojos y, sobre todo, para la mente.

Les dejo un par de ejemplos:





Aquí pueden encontrar algunas de sus mejores imágenes y en esta página algunos de sus maravillosos retratos.

Y les recomiendo tanto la web de su fundación, como la correspondiente entrada en la wikipedia.