18 enero, 2009

Ni Federico es Martínez Castro ni El Jueves es Víctor Gago

Se está comparando mucho el caso de lo que publicó El Jueves hace unos días con la querella de Carmen Martínez Castro contra Víctor Gago. Y, además de que hay quién lo hace mintiendo u olvidando un aspecto básico, es una comparación tan injusta como improcedente porque son dos temas completamente distintos.

Vayamos por partes: ese aspecto básico es que Jiménez Losantos no ha planteado el tema como un asunto relacionado con un honor presuntamente mancillado (y eso que le han dado el "premio" de "gilipollas del año", que no parece precisamente un cariño) sino algo que queda muy claramente estipulado en el artículo 578 del Código Penal, que persigue "la realización de actos que entrañen descrédito, menosprecio o humillación de las víctimas de los delitos terroristas o de sus familiares".

En este caso no sólo se insulta a una persona precisamente por su condición de víctima del terrorismo sino que además se banaliza el acto que los terroristas cometieron y se vierte la absolutamente repugnante insidia de que la víctima obtuvo una ventaja de ser tiroteada y que, por lo tanto, debe agradecer a sus agresores que lo obsequiaran con una bala.

De hecho, en el caso de que Jiménez Losantos creyese en esa concepción del "honor" como un limitador de la libertad de expresión tendría la oportunidad de no salir en su vida de los juzgados, ya que
probablemente es una de las personas más insultadas de España, hoy por hoy no eres de verdad de la tribu progreta hasta que no insultas a Losantos y, de paso, a la Iglesia.

El caso de Víctor Gago sí que se ha puesto en marcha para defender un presunto honor y eso que sólo se trataba de una información errónea pero que el propio periodista tenía como cierta (se refirió a la "calidad" de su fuente), es decir, no creo que se pueda decir que hubo dolo; además, y aquí viene otra gran diferencia, al saber su error el periodista se apresuró a desmentir la información y pedir disculpas, algo muy distinto de lo que ha hecho El Jueves, que en lugar de reconocer su exceso ha persistido con una segunda entrega.

Por otro lado, en el tema de Martínez Castro se hablaba siempre de la labor profesional de esta mujer y, sobre todo, de sus evidentes implicaciones políticas, mientras que la gracieta sobre Losantos se basa no es su labor profesional, que El Jueves tendría todo el derecho del mundo a criticar, sino en su condición de víctima (estatus que no se elige, conviene recordarlo) de un atentado, algo que es simplemente repugnante y que, sinceramente, me parece que está más allá de los límites de la libertad de expresión.

Gallardón

El caso de Gallardón también está también utilizándose como ejemplo, cuando tampoco tiene mucho que ver. ¿Por qué? Porque lo que hizo Jiménez Losantos entonces fue, en primer lugar transmitir la información que otros medios habían publicado y, en segundo, extraer el análisis político al que en su opinión (la palabra opinión es particularmente importante) llevaban los hechos consignados (y nunca desmentidos, por cierto).

Es decir, se partió de la acción o las palabras de un político y se opinó (con mayor o menor acierto, eso también es opinable) sobre ellos y sobre lo que podían implicar, algo que ocurre todos los días docenas de ocasiones en todas las reacciones de periódicos, radios y televisiones y que no tiene mucho que ver con mofarse de algo que, no sólo no ha elegido quien lo sufre sino que es una de las experiencias más traumáticas a las que puede exponerse a un ser humano: vamos, que entre escuchar desde tu mullido despacho de alcalde cómo te critica Federico y esperar en atado a un árbol a ver si te matan o se conforman con joderte la pierna creo que hay una diferencia más que sutil.

Protección de las víctimas

Se discute también mucho por ahí sobre la protección legal a las víctimas del terrorismo, que se considera excesiva e injusta olvidando un principio básico del derecho: para que todos seamos iguales hay que tratar de forma distinta a los que son diferentes. ¿Es una víctima diferente a cualquier otro ciudadano? Pues sí, porque ha sufrido una situación cuyas consecuencias, en muchos casos fisicas, en casi todos psicológicas y en todos familiares y sociales les hacen más difícil continuar una vida normal y más débiles ante cierto tipo de agresiones.

No hay que olvidar, además, que esa legislación nació (y con un amplio apoyo social, todo hay que decirlo) en un contexto en el que quienes habían sufrido un atentado en su propia persona o en la de un familiar no sólo no eran respetados sino que poco menos que sufría una muerte social, dentro de una estrategia de humillación y hostigamiento que no era sino un capítulo más de la forma de extender el terror de los asesinos.

Cada uno es muy libre de opinar lo que quiera y me parece fenomenal que al igual que los progretas se ganan el carné metiéndose con Jiménez Losantos haya liberales que creen demostrar su independencia de criterio haciendo lo mismo o que, para ser más liberales que nadie, apuesten por una libertad de expresión sin límites (bien) pero también sin responsabilidades (mal).

Eso sí, no estaría de más que cuidasen sus argumentos... y sus titulares.

25 comentarios:

Stewie Griffin dijo...

Yo flipo en colores, encima de doble rasero, sectarismo, sofismo para hacernos ver que lo que es igual es diferente... encima prepotencia.

Cada vez queda más patente que aquí hay quien instrumentaliza las ideas de libre mercado para difundir un estatismo de derechas.

Muy decepcionante.

Stewie Griffin dijo...

Si el asunto fuera que Losantos va a por Gallardón, el que hizo lo mismo en primer lugar, sería entendible. Pero por mucho que haya quien judicialice el ejercicio de la libertad de expresión de Losantos de forma ilegitima, esto no le da derecho a él a ir a por otros que no tienen la culpa, iniciando el uso de la fuerza.

Al hacer esto, Federico ha perdido la razón, por mucho que nos indigne el Jueves. También ha perdido credibilidad. No entiendo porque algunos quereis seguirles en este sinsentido. Con lo fácil que es reconocer que se equivoco.

Stewie Griffin dijo...

"para ser más liberales que nadie, apuesten por una libertad de expresión sin límites (bien) pero también sin responsabilidades (mal)".

Precisamente este tipo de legislaciones liberticidas son las que generan una sociedad irresponsable sin criterio propio. Siempre habra gente que opine y exprese maldades. No podemos permitir que esto nos convierta en lo que nos enfrentamos.

Hoy, igual que ayer, estamos hablando de la libertad de expresión, y la defensa de su ejercicio. El contenido es relevante a la hora de emitir un rechazo moral o social, pero no a la hora de pretender usar la fuerza contra el que dice algo que nos nos gusta.

José M. Guardia dijo...

Querido Carmelo, con todo mi afecto: queda feo decir que quienes piensan diferente que tú lo hacen "mintiendo u olvidando un aspecto básico", atribuyendo intencionalidad. ¿no crees que sería posible simplemente que estén (estemos) equivocados?

"para ser más liberales que nadie, apuesten por una libertad de expresión sin límites (bien) pero también sin responsabilidades (mal)".

No sé si eres consciente de la contradicción. Una libertad de expresión sin límites pero con responsabilidades es, querido Carmelo, una libertad con limites. Yo soy, y no el único, que cree que hay que ser absolutista con la libertad de expresión. Es mucho mayor el riesgo a la libertad derivado de suprimir ciertas voces que el que tiene el verse obligado a oir salvajadas, que siempre se pueden rebatir en términos dialécticos y censurar moralmente. Nadie lo impide.

Lo de que se trate de un delito de enaltecimiento del terrorismo es irrelevante, porque aunque es cierto que en el Código Penal español no está normativamente clasificado como delito contra el honor, sí sigue siendo un delito que tiene que ver con la libertad de expresión.

En este tema estamos ante un fenómeno parecido al de la negación del Holocausto, que un pro-judío pro-israelí como yo está en contra de que se penalice.

Porque, si alguien es un jodido antisemita negacionista, prefiero saber que lo es para enviarlo a la mierda y apartarme de él. No me gustaría tener delante una persona que lo fuera, sin saberlo porque no lo puede decir en voz alta o escribirlo ya que es delito.

CLD dijo...

Estoy de acuerdo en líneas generales con tu entrada, salvo en la argumentación acerca de las víctimas del terrorismo. Yo sólo estoy de acuerdo en limitar la libertad de expresión en el caso de amenazas y apología del terrorismo. Y creo que la burla de "El Jueves" es tan brutal que puede asimilarse a esta última. Pero me parece muy vaporoso eso de que las VT son un tipo especial de víctimas que merecen un trato diferente, etc.

También coincido con lo que dice JMG. Yo también soy pro israelí y en cambio siempre me ha parecido un error la legislación contra el negacionismo. Otra cosa sería que alguien pasara a defender que a los judíos hay que matarlos, o directamente los amenazara, como hace por cierto Ahmadineyah: Ahí creo que el "absolutismo" de la libertad de expresión se acaba.

Por supuesto, siempre habrá casos dudosos, en los que la frontera entre lo que es amenaza o apología de la violencia es dudosa. Pero para esos casos están los jueces.

Terminator dijo...

Uno alucina con la cantidad de paridas que los mas ceporros de la clase pueden decir con la excusa de la Libertad de Expresion.
Debe amparar por ejemplo la liberta de expresión a un mafioso que amparado en su sagrada libertad de expresion (puafff que carca suena la expresión) amenazase a un convecino con romperle las piernas si este se pusiera un camisa verde?
Pero que gilipollez defienden algunos!! Una revista puede descojonarse impunemente de una victima de terrorismo simplemente porque los asesinos eran de su cuerda?
Basta ya de mamarrachadas!

Isidoro dijo...

Este artículo es una vergüenza.

Don Estrafalario dijo...

Yo creo. como José Guardia, que hay "dobles raseros". Lo creo no porque ahora los mismos que clamaban por la libertad de expresión absoluta hace no más de dos semanas hoy lo hagan por los límites a la misma. Ciertamente, desde un punto de vista legal, los casos de Víctor Gago y FJL son diferentes.

Lo digo porque uno de los puntales en la lucha dijo hace unos meses:

"Un Juzgado de Madrid condena a Sopena y a otros dos redactores de elplural.com a pagar una indemnización de más de 40.000 euros por intromisión ilegítima en el derecho al honor de la AVT, una sentencia de la que me congratulo y que espero pare los pies de una vez a esos pseudoperiodistas sin escrúpulos. "

A Sopena se le condenó porque:

"En sus informaciones, le acusaban del cobro de dietas de hasta 6.000 euros, entre otras cosas." (LD)

Esto es, un hecho que Sopena no podía probar. El mismo blogger apuntaba:

"Si el señor Sopena se ha dedicado a mentir y a publicar infundios para dañar la buena imagen de varios miembros de la AVT, lo lógico es que pague por ello. Eso a menos, claro, que ahora pretendas que lo liberal y la ley de la selva son conceptos equivalentes. " (www.outono.net/elentir/?p=2663)

Por mi parte, no tengo una opinión del todo formada con respecto al derecho al honor y su alcance. Lo que dice CLD me parece bastante sensato. Ahora bien, lo que no tolero son los dobles raseros. Si se defiende una postura, se defiende en todos los casos, y no sólo cuando nos conviene.

Fonseca dijo...

¿Que es la denigración sino una lesión al honor? ¿No dijo Federico que el honor no se debe legislar?

En cualquier caso, ¿No fue Federico el que dijo que Pilar Manjón (víctima del terrorismo) había aprovechado la pérdida de su hijo en el 11M para hacer campaña proclive al PSOE? ¿Eso no es IGUAL de denigrante que lo que dice eljueves?

No, desde luego que no es igual Victor Gago que eljueves. El primero HA MENTIDO y los otros han metido el dedo en el ojo.

O todos o ninguno.



Fonseca

Anónimo dijo...

"¿No fue Federico el que dijo que Pilar Manjón (víctima del terrorismo) había aprovechado la pérdida de su hijo en el 11M para hacer campaña proclive al PSOE?"

No, bocazas, no. Por eso en la entradilla idiota que te has marcado no puedes más que hablar diciendo paridas, sin poner las palabras de Losantos sobre Manjón.

Y por eso lo que dice Carmelo sobre la mala fe lo has garantizado estúpidamente.

Da un poco de pena que saques y vuelvas a sacar eso de "derecho al honor", que parece que te han dado un golpe en el cráneo por lo que te repites. Lee y mira lo que te dicen, luego arremetes contra el delito por vejaciones si es que tienes algo que decir.

Marta dijo...

"Y, además de que hay quién lo hace mintiendo u olvidando un aspecto básico..."

Alucinante.

Sobre todo cuando uno se acuerda de cómo Gago, al menos en dos ocasiones distintas (COPE y LDTv), ha ido a dejarse acariciar el lomo por correligionarios losantosnianos, "olvidando un aspecto básico", como es especificar en su literalidad QUÉ había dicho sobre una compañera de profesión. Más que nada para que el público supiese de que iba la cosa...

No obstante: reconozco que es verdaderamente entrañable el esfuerzo que os tomáis los fanboys de Losantos (especialmente los asalariados) por defender lo indefendible.

Anónimo dijo...

Pasando por casualidad:

Visto completamente desde fuera y sin ningún prejuicio, ni soy liberal acérrimo ni fan de FJL, Carmelo tiene toda la razón.

La libertad de expresión no es lo único en el mundo que debe ser absoluto. ¿Podría un pederasta, o cualquier sujeto, burlarse de las consecuencias psicológicas que sus actos han tenido para los niños víctimas? ¿Un asesino de su asesinado? Lo mismo con cualquier víctima. Que pruebe un abusador de mujeres ( violencia de género) a hacerlo en público y verá lo que le pasa.

Los que tirais contra FJL por este caso de El jueves, en lo que SIN DUDA tiene razón, no os dais cuenta de lo hooligans que apareceis. Un poquito de distancia, por favor. Y para todo en la vida. Con tanta ideología ( sea del signo que sea) no se va sino hacía el totalitarismo más ridículo y patético. Así no se va a conseguir ya a ningún adepto, porque el fanatismo provoca rechazo.

En este post Carmelo manifiesta claridad de ideas y sentido común. Pero el que quiera puede seguir con su venda marcandose un rollete de elitismo liberal que recuerda a la superioridad moral progre . Eso sí, muy solito.

Anónimo dijo...

"En este post Carmelo manifiesta claridad de ideas y sentido común."

XDDDDDDD

Y apego a su puesto de trabajo, qué duda cabe...

Fonseca dijo...

No voy a entrar más al trapo. Creo que ya he dado todas las razones habidas y por haber. Y sin recurrir a argumentos ad hominem ni mantras.

Quien quiera seguir creyendo sabrá lo que hace.

Al menos, Carmelo tiene razones lógicas para defender a Losantos haga-lo-que-haga. Yo le entiendo.



Fonseca

Anónimo dijo...

"... razones lógicas para defender a Losantos haga-lo-que-haga. Yo le entiendo."

Y tanto.

Anónimo dijo...

Es que, EN ESTE CASO, no es haga lo que haga. Es que lo que hace, da la pequeña casualidad, en este caso, que es lo correcto.

Miren a ver si el ir a por Losantos haga lo que hace no son otros, muchos, los que lo hacen.

Carmelo Jordá dijo...

Hola a todos,

Cuando he escrito este post ya sabía que el hecho de que yo trabaje en Libertad Digital (cosa de la que estoy muy orgulloso, por cierto) iba a ser usado como "argumento". Me parece que es una forma de desviarse de los verdaderos argumentos, pero allá cada uno con lo que piense; yo tengo la conciencia muy tranquila y afirmo que en este, como en cualquier otro caso, no he cambiado ni un centímetro de forma de pensar desde que entre en LD. Obviamente, cada uno, como digo, puede pensar lo que quiera. En cualquier caso, esgrimir eso me parece algo pobre y creo que refleja no demasiada confianza en los argumentos del que lo hace.

En cuanto a lo de "mintiendo u olvidando un aspecto básico" veo que no me he explicado bien y voy a intentarlo ahora: me parece que hay gente que hace la comparación de buena fe y olvida un punto que yo creo que es importante, pero también me parece que hay gente que lo olvida a propósito y, por tanto, creo que mienten. Puede que me equivoque, por supuesto, pero esa es sinceramente la impresión.

Como no quería entrar en un debate personal con nadie (que no nos llevaría a ninguna parte) pensaba que lo mejor era no dar nombres ni poner enlaces, porque tampoco es lo esencial del post y, como digo, me parecía mejor no entrar en ese debate personalista en plan "y tú más" que de poco iba a servir. Así que con esa frase lo que quería decir era precisamente eso: que hay gente que lo habrá olvidado de buena fe... y otros que no y creo pertinente señalar la diferencia.

Más: soy perfectamente consciente de que es contradictorio hablar de libertades y de límites a las libertades, pero me parece que la libertad sin responsabilidad pasa a ser otra cosa.

Del mismo modo soy consciente que esos límites deben ser muy lejanos y, por ejemplo, también tengo mis dudas respecto del negacionismo. Sin embargo, si un energúmeno entrase en una asociación de víctimas de Dachau, por poner un ejemplo, gritando "judíos al gas" o "me parece muy bien que gasearan a los judíos" se me hace muy difícil contemplar eso como un argumento rebatible sin más.

Un saludo a todos,

Carmelo

Fonseca dijo...

Tres cosas, Carmelo:

1.- Se un poco fino, tío, y si escribes un artículo para contestarme (y tratar de descalificarme), al menos cítame y ponme un link. Esas cosas se agradecen.

2.- La libertad va unida a la responsabilidad individual. Eso pensamos los liberales, creo. Y nadie ha dicho que eljueves no tenga que pagar por su falta de tacto. Te recomiendo que leas mi penúltima entrada en la que sugiero un par de cosas para boicotear la revista. Por mi parte han perdido un lector (y yo era de los que lo compraba siempre que podía).

3.- Es mi TERCER post hablando del mismo tema y sigo LIDERANDO el ranking de blogs más leídos en Red Liberal. Te supero a tí, que es la primera vez que tratas el tema (y por tanto tu entrada es más novedosa). Tiene que doler ¿eh?

Saludos liberales, colega!!!



Fonseca

Carmelo Jordá dijo...

Hombre Fonseca, tu afán de protagonismo es notable, pero no creas que eres el único que ha escrito sobre esto y al que quiero contestar.

Y si te crees que me preocupa una mierda estar por delante o por detrás de ti en el redliberal es que no me conoces lo más mínimo. Ya sé que a ti sí que te preocupa (no pasa nada es un preocupación muy legítima) pero no pienses de todos funcionamos con los mismos parámetros que tú.

Respecto a los enlaces ya he hablado en mi comentario anterior, si quieres te puedo explicar más en privado pero tampoco creo que valga la pena.

De todas formas, no te preocupes, la mayor parte de lo que te ocurre se te pasará con el tiempo.

Isidoro dijo...

Señor Carmelo Jordá: es usted un sinvergüenza.

José M. Guardia dijo...

Así me gusta, Isidoro, que argumentes. Sigue así, chico.

(nota para despistados: lo anterior es irónico. el que no esté de acuerdo con el post de Carmelo no quiere decir que no haya que defenderlo de ataques injustificados)

Fonseca dijo...

Lo mismo digo. Que Federico sea incoherente no significa que Isidoro deje de ser gilipollas.

Un otro sectario. De lo suyo pero sectario a fin de cuentas.

Carmelo, ya sabes que uno se hace un blog cuando la columna vertebral no le da para chupársela a sí mismo. Y eso es una constante bloggera. Las visitas son puntitos de ego.

Pero... las uvas están verdes;)

(Bah, era por picarte un poco. Además con todo esto del Fede estoy un poco animado)



Fonseca

Anónimo dijo...

Federico es el periodista más valiente de España. Está aguntando estopa todos los días desde hace años, así que es normal que ahora se defienda. Esto es la guerra, chicos.

Carmelo Jordá dijo...

Muy bueno lo de la columna, pero no sólo depende de eso que te llegue.

:-)

PD.: Gracias Sr. Guardia, aunque hay cosas de las que ni es necesario defenderse :-)

Isidoro dijo...

La base de los ladridos en defensa de lo indefendible o del amor fraterno entre miembros de una misma secta es siempre el mantra del "no argumentas".

Seamos serios: ¿qué mejor argumento para calificar al señor Carmelo Jordá de "sinvergüenza" que el propio hecho de que defienda incoherencias tan explícitas de su jefe, de sus amigotes? Porque hay que tener muy muy poca vergüenza para graznar como monos que en España se está persiguiendo la libertad de expresión (coqueteando con la idea del prohibido prohibir) por defender a un sujeto que MINTIÓ PÚBLICAMENTE sobre una persona para desacreditarla y atacarla y luego venir aquí a decir que Losantos tiene todo el derecho del mundo a interponer querella por injurias contra El Jueves. Y es gracioso que sea El Jueves, porque ya hace tiempo muchos bloggers de Redliberal que entonan regularmente la cháchara libertaria del "eres un totalitario colectivista por defender los pasos de cebra" manifestaron su contento porque tal revista fuese secuestrada para amparar el honor de los príncipes de Asturias.

Respecto a las payasadas del casposo Fonseca nada necesita decirse sino que, como es evidente, lo de la coherencia ni le va ni le viene. Él quiere un empleo pero tiene poca paciencia.