17 enero, 2009

Sobre la foto de marras

¡Vaya un revuelo que se ha levantado con el posado político de la temporada! Sí, probablemente será injusto, pero Soraya Sáenz de Santamaría ha logrado con una única fotografía más impacto que con todas las intervenciones parlamentarias de este curso, claro que en las segundas llevaba los zapatos puestos...

No me parece que la foto sea tan penosa, ni de tan "alto voltaje" como se dice por ahí, pero sí que es completamentamente inapropiada. ¿Por qué? Por varias razones, la primera que los políticos están para (y cobran por) hacer política, no por hacer el moña delante de las cámaras. En este sentido, tan patético me parece lo de Soraya hoy como lo de Rajoy con el bocadillo de hace unos meses: señores, si quieren que nos los tomemos en serio (y votar es una cosa muy seria) no hagan tanta tontería, la cercanía con los ciudadanos es otra cosa y, además, tampoco es lo más importante.

Además, me llama profundamente la atención que una foto "de lado humano" de un político de sexo masculino sea hacíendose un bocata, y si se trata de una mujer se tenga que recurrir al picardías, la pierna tiesa, el pie descalzo y la cara de "vienes mucho por aquí". Sin entrar en el aspecto pseudoerótico del asunto... ¿veríamos normal un reportaje de Rajoy o Zapatero con las última creaciones de Armani y poniendo cara de George Clooney? Pues seguro que no, que para eso ya está Cayetano Rivera Ordoñez...

Por otra parte, la foto de marras ha logrado que el mismo día que el gobierno ha reconocido que
no es que la situación sea mala sino que vamos de cabeza al abismo, no hablemos de el descalabro brutal de las cuentas públicas mientras Zapatero tira el dinero como los Reyes Magos tiran los caramelos en la cabalgata, sino del pie de Soraya.

Y lo peor de todo es lo que algo así nos cuenta sobre el mundo de vanidad y peloteo en el que viven nuestros políticos. Soraya es una mujer con la que la naturaleza y la vida han sido generosas: es inteligente, no tiene ningún problema físico y ni tan siquiera es fea, pero tampoco es una belleza, no es una modelo. No creo que a su edad ella esté muy equivocada sobre su físico, imagino que será consciente (llevará años siéndolo, tampoco es ya una adolescente) de sus posibilidades y limitaciones, y una foto como esa no está, creo yo, dentro de las primeras, como decía de los hombre, esa es labor para las modelos, las actrices e Isabel Preysler.

La pregunta es, por tanto, ¿cómo se convence a una mujer en sus cabales para hacer algo así? ¿Qué proceso de adulación, servilismo y negación de la realidad lleva a alguien a creerse que le conviene hacerse fotos de modeli en la habitación de un hotel o en la Moncloa? En este caso, además, con doble pecado ya que ha hecho aquello que su partido criticó dúramente (y con razón) hace tiempo. De tal calibre es la metedura de pata que Rajoy se ha visto obligado a afirmar que entoces se equivocó.

Pues no, entonces tenía usted razón y lo que ha pasado ahora es exactamente lo mismo que pasó hace cuatro años y pico: a alguien la vanidad se le ha subido a la cabeza... y le ha hecho meter la pata.

PD.1: Por cierto, pedazo de éxito periodístico que se ha marcado el amigo Pedro Jota.

PD.2: Y ahora que se habla tanto de sindicatos... ¿donde está el modelos para denunciar esta ola de intrusismo?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay que dejar la vanidad a los que no tienen otra cosa que exhibir.

Balzac.

Anónimo dijo...

El posado de Soraya es inapropiado, poco serio y le resta credibilidad.

De todas formas, no se puede comparar con el posado de las ministras; Soraya no es presidenta, ni vicepresidenta, ni ministra, ni está en el Gobierno.

Carmelo Jordá dijo...

Hombre, no sé si se puede comparar, desde luego ha tenido la decencia de no hacerlo en la Moncloa y es cierto que no es ministra, pero sí tiene un cargo público y, sobre todo, después de la reacción que tuvo el PP entonces (más que justificada, creo yo) me parece más grave que ella haga lo mismo o, si quieres, parecido.

Un saludo,

Carmelo

Anónimo dijo...

Y Pedro J ¿publicó la foto de las ministras en portada?

O la alianza con Zapatero se lo impidió.

Pobre Mariano, o le promete una tele al tirantes o le seguirán azuzando a los de la eclosión.