20 agosto, 2009

28 segundos y 76 centésimas de pura magia

Ya no sé si Bolt es jamaicano o marciano, pero sus dos oros en el mundial de atletismo y los dos estratosféricos récords que ha marcado parecen, literalmente, de otro planeta.

Muy pocos acontecimientos, deportivos o de cualquier otra índole, me transmiten cuando los presencio la sensación de que eso será algo que contaré a mis nietos, estos días de verano he tenido ese sentimiento dos veces, durante dos breves lapsos de tiempo que juntos sumaban 28 segundos y 76 centésimas. Algo menos de medio minuto de pura magia, ahí es ná.