24 enero, 2005

Guerra a la democracia en Irak

Abu Musa Al Zarqaui es uno de los peores cabrones que circulan actualmente por Irak, jefe de la “sucursal” de Al Qaeda por allí y responsable de buena parte de las degollinas y asesinatos varios que cada dos por tres aparecen en nuestras noticias.

Encuentro hoy un reportaje (requiere suscripción gratuita) en Periodista Digital (previamente publicado por El Mundo, al Cesar lo que es del Cesar y a Pedro Jota lo que es de Pedro Jota) en el que se nos cuenta como el individuo de marras ha declarado la guerra a las elecciones y la democracia “porque van en contra del Islam”.

Muchos, bueno, quizá no tantos, tenemos la voz ronca de decir que los “insurgentes” de Irak no son precisamente amigos de la libertad, a pesar de eso o precisamente por eso gozan de una buena prensa que no deja de darme arcadas.

Pero Al Zarqaui nos lo deja hoy claro, y el que no se entere será porque no quiera (de hecho si no se ha enterado antes es porque no ha querido): en Irak batallan dos concepciones distintas del mundo, de una parte los americanos y muchos millones de iraquíes que defienden los derechos humanos y la democracia, un sistema que quizá no es perfecto pero que ha demostrado ser el que mejor funciona; de la otra los que piensan que “El principio de la ley de la mayoría es una herejía. El Islam exige que prime la ley de Dios” y defienden sus “ideas” a base de coche bomba.

Pregunta de examen: ¿A quiénes ayudamos los españoles cuando salimos por patas?