10 marzo, 2008

Las elecciones ya no se ganan en el centro

Lo vislumbramos hace cuatro años pero el shock tras los atentados impedía un análisis que ahora sí es más fácil hacer, el gran titular "sociologico", si me permiten la horrorosa expresión, es que podemos enterrar una de las frases enmarcadas que llevamos años aceptando como grandes verdades, esa que dice algo como que las elecciones en España se ganan en el centro.

Pues ahora se ganan muy a la izquierda, ahí y con un caudal tremendo de votos es donde las ha ganado el PSOE.

Con un porcentaje de participación muy similar al del año 2004 los socialistas han mejorado su tanto por ciento en algo más de un punto, cifra que coincide con lo que ha perdido una Izquierda Unida que prácticamente desaparece del mapa. Quizá el trasvase no haya sido tan literal y también parece claro que ha sido el PSC quién mejor ha aprovechado el tremendo descalabro de ERC en Cataluña o el mal resultado del PNV en el País Vasco.

Mientras, el PP ha ganado casi dos puntos y medio. Está claro que los populares, pese a que se supone que son la derecha extrema y tal y tal, no han podido ganar esos votos a nadie más radical a su diestra: creo que se corresponden a electores desencantados con el PSOE y que pueden votar a uno u otro partido según la circunstancia, y si eso no es ser un votante de centro...

También en el centro - izquierda se diría que ha recogido la mayor parte de sus más de 300.000 votos Rosa Díez; excelente resultado el suyo, por cierto.

En definitiva, que el PSOE ha crecido gracias a votantes bastante radicales que se identifican con el proyecto de Zapatero y que le consideran la única opción para frenar a la derecha malosa. En definitiva también, que estamos en un país bastante más radical de lo que nos creíamos y, por supuesto, de lo que personalmente me gustaría.

La buena noticia es esa aparición de UPyD que quizá pueda o bien seguir ganando terreno a costa de la radicalización del PSOE, o bien meter a los socialistas algo de miedo y moderación en el cuerpo. La mala es lo que parece el final definitivo de IU que pone un jugoso millon de votos, de nuevo muy radicales, en el punto de mira del PSOE; una cifra lo suficientemente significativa para llevarle a perseverar en su viaje a la izquierda.

A partir de mañana ya iremos hablando del resultado, de lo que puede ser el gobierno tras estas elecciones y de lo que pasará o no con Mariano Rajoy.

Buenas noches y que San Cucufato nos pille confesados.

12 comentarios:

Israel "Yojimbo" Nava dijo...

Habrá mucha gente que vote a Zapatero y a su no-proyecto hasta que afecte realmente a los bolsillos y la gente se quede harta de la nada e ignorancia que él representa.

Y luego saldrá la derecha. Suele pasar.

Apretémonos los machos. Estos cuatro años serán de los peorcitos.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

El "centro" político es un concepto sonrojante, en lo intelectual, pero que tiene una razón de ser maquiavélica que el PSOE entiende mientras el PP dirigido por Rajoy no.

El PP ha pensado que agitando al máximo a su gente podría ganar las elecciones. Lo que ocurre es que cada voto adicional que produce un aumento del discurso dramático derechista produce un aumento creciente del voto antiderechista. Se podría casi hasta calcular de forma precisa.

Lo que precisamente se ha demostrado hoy es que las elecciones "se ganan en el centro" si por centro uno entiende no agitar el monigote de que votar al PSOE es votar por la Cheka o que votar PP es defender la libertad frente al totalitarismo. Si por centro uno entiende el no salir de manifa en compañía de la ultraderecha clerical más obvia. Si por centro uno entiende el tener a todos los elementos exaltados del propio partido gritando en una habitación insonorizada y no en la tribuna de oradores. El PP abandonó lo del centro y se va a plantear una falsa lucha de las ideas (falsa en tanto no es un partido liberal ni igualitarista, por mucho que diga lo contrario) en la que tiene todas las de perder.

Ahora saldrán los César Vidal y Esparza exigiendo a Mariano más correaje y más paso marcado en las cuestiones morales. Rajoy les consentirá a esos, y sus patrones políticos del sector ultracatólico del PP, la tontería y seguiremos en las mismas. Escúchelo, el tiempo y sus propias opiniones me dará la razón: para esta gente el PP no gana porque no se opone al aborto más enérgicamente. Y luego estará el discurso de la minoría perseguida, que tanto le gusta a tanto llorón. Un discurso, por cierto, que no da un solo voto pero que da gustirrinín a quien pierde elecciones con un payaso como ZP.

Así que más centro y menos Rouco.

Salud y libre comercio

Jorge Castrillejo dijo...

Buen análisis.

Anónimo dijo...

Isidoro, tu argumento no resiste ver los datos de los resultados.El PSOE no han conseguido ni
50000 votos más respecto a las elecciones anteriores (y estos transferidos desde IU y ERC)mientras que el PP ha ganado respecto a las elecciones anteriores más de 400000 votos. Lo siento pero tu argumento se cae por los suelos con los resultados en la mano. Si metes en la ecuacióna UPD son 300000 votos, y aún así, sigue sacando más el PP. Aparte, eso que llama centro, por mucho que os empeñéis, no existe ni ha existido nunca. Por último, no hay ningún partido liberal en España. Así que repasa tus argumentos sobre que el discurso de Rajoy no ha dado ni un sólo voto, porque ha dado más de 400000.

naixin dijo...

El espantajo de que la derecha pepera pretendía prohibir el aborto y no sé qué paranoias lo han agitado los mismos que tienen decidido de antemano como principio indiscutible de su acción politica excluir a los católicos de la vida pública. Si ha habido sabotaje, entonces ha sido mutuo. Lo demás, juvenilidades.

Isidoro dijo...

EL PP ha moviliado hasta al último derechista, y no le da para ganar. Es así de sencillo. Zapatero, incluso después de mentir como un bellaco a los españoles, sube en votos. Se demuestra que si hay participación alta hay "menos PP". Rajoy debería dimiti, porque su actual direccción del partidos así como sus hombres de confianza y entorno, provocan que la izquierda se movilice. Y cuando se movilizan "las dos España" no gana la azul.

Ahora, se puede defender que ayer el PP ganó las elecciones. Yo sólo sé que lo de echar a ZP no se ha logrado: y era todo lo que nos ofrecía el Partido Popular. ¿Recuerdan?

Isidoro dijo...

El PP no quiere prohibir el aborto, claro. Como tampoco quiere cambiar la Ley de igualdad de género o del matrimonio gay. En eso consiste ser un conservador en el peor sentido de la palabra. Mas lo cierto es que el PP ha salido a la calle de la mano de quienes sí pretenden perseguir el aborto y prohibirlo. El PP ha permitido que sean sus portavoces en la calle, en lo social, los obispos y lo más reaccionario de la derecha. Reflexionen sobre ello.

naixin dijo...

La única posibilidad de que el PP volviese a ganar unas elecciones sería que el partido de Rosa Díez le fuese minando votos al PSOE, y de que de esa merma se aprovechase el PP. Se ha demostrado que el elctorado que vota PP es más fiel que el que vota PSOE. Pues hay que aprovecharse de eso y intentar dar cancha a este nuevo partido, sabiendo que tú no vas a perder votos en su favor. El ejemplo de Madrid es el más elocuente, UPyD ha sacado su escaño, y sin embargo, el PP ha subido y el que ha bajado ha sido el PSOE.

ISIDORO LAMAS INSUA dijo...

Exacto, Naixin, pero los sectarios del PP ya andan desahogándose diciendo que UPyD no saca diputados aquí o allí... Mal van.

Juan Fernando dijo...

Otro análisis:

"9-M: Rajoy vuelve a perder (pero, ¿y la Derechosa...?)"

http://lacomunidad.elpais.com/periferia06/posts

El Blog de Cordura
Testimonios del crepúsculo

Pek dijo...

La cruda realidad es que los socialistas necesitan menos que los populares para ganar. En jerga futbolera, tienen más 'pegada'. Coincido con Isidoro: las elecciones sí se ganan en el centro y la única opción que le queda al PP es 'centrarse', despegarse de la Conferencia Episcopal, los Vidales, los Losantos y demás. En realidad es lo único que hay: centro-derecha y centro-izquierda. Lo de izquierda radical y derecha radical son espantajos que agitan unos y otros, pero cualquiera que viva en la calle sabe que las diferencias entre la masa de votantes de uno y otro partido son muy pocas. Y ahora que pongan a Espe: volverán a palmar. Y que no nos cuenten rollos de Madrid, porque Madrid no es España. Supongo que Rajoy dimitirá. Y Acebes. Y Zaplana. Ya han demostrado que no pueden con un rival que no parece gran cosa.
Qué menos, ¿no?

Carmelo Jordá dijo...

Hola a todos,

Isidoro y Pek, más allá de la percepción que tengamos de lo que ha hecho o debería haber hecho el PP creo que el tema de quién está o no en el centro no lo argumentáis bien. Creo que el análisis que he tratado de hacer en el artículo y que más brevemente hace el comentarista anónimo es bastante concluyente y está más respaldado por los datos de ayer.

Por otra parte, quizá salir con los curas a la calle no sea el centro, pero si el matrimonio gay, negociar con ETA, amigarse con Chavez y el barbas de Irán o pactar con ERC lo son, que venga la Diosa Razón Zeroliana y lo vea.

Un saludo a todos y gracias por vuestras opiniones.

PD.: Mañana hablaremos del PP así que espero veros por aquí para pegarnos amigablemente ;-).