26 marzo, 2008

¡Somos los malos malosos del cambio climático!

Está de moda señalar a los "culpables" de que el mundo se vaya al carajo: hace unos meses el periódico que recién dependía de la mañana pero que ya era global en español otorgaba honores de portada al Instituto Juan de Mariana y el título de "malísismos del clima 2007"; ahora ha sido La Taguardia, como la llamaban en los tebeos de Superlópez, la que propone nuestra candidatura como "miss joder el mundo 2008".

El artículo en cuestión apareció en la edición de papel del rotativo catalán el ayer martes, está firmado por Antonio Cerrillo (Dios mío, que esfuerzo tan horroroso que he tenido que hacer para no escribir "un tal Antonio Cerrillo") y no es mucho más que un "remake" del publicado hace meses por el rotativo de PRISA. Además, ha seguido sus mismos métodos de elaboración: aplicar un sesgo feroz a "los hechos"; utilizar términos tan "neutros" como "negacionistas", que tradicionalmente se aplicaba a los que afirmaban que el Holocausto nunca había ocurrido; dar por hechas cosas que no lo están; exponer las opiniones de "los malos" con meras frases fuera de contexto sacadas de aquí y allá; y, como colofón, tratar de relacionar todo con Jiménez Losantos, que es el mismísimo enviado de Satán y que aquello que de lejos huela a él debe ser poco menos que exterminado.

Por supuesto, todo sin ponerse en contacto con aquellas personas o instituciones de las que hablan, como revela el comentario que Antón Uriarte, uno de los malvados citados, revela en uno de los comentarios:

Qué decepción. Hace unos meses La Vanguardia Digital me invitaba a presentar aquí mi blog, CO2, que todavía se recomienda en la sección de internet "los blogs de los lectores" , y ahora me encuentro con este artículo indocumentado y bilioso en el que a los escépticos, sin darnos ninguna chance, se nos pone una vez más en el puchero, a caldo...

Hasta donde yo sé tampoco se han puesto en contacto con el IJM.

El problema es que cuando el proceder es tan burdo y descarado corres el riesgo de pasarte de frenada, que es lo que me parece a mi que le ha ocurrido al amigo Cerrillo a tenor de lo que le dicen algunos de los casi 60 comentarios que acumula ya la noticia (una cifra, por cierto, bastante elevada por lo que veo en otros temas de La Vanguardia). Por ejemplo, una lectora que firma como Nuria dice:

Yo también me he llevado una gran decepción. "Negacionistas", "Disidentes"... Esto no es serio, remítanse a los datos científicos y dejen de etiquetar.

Obviamente, no todos comparten una visión tan negativa del artículo, así algunos como Luis se posicionan de forma similar:

Yo no soy doctor en física como deben ser la mayoría de los otros comentaristas de esta noticia, así que solo puedo tener en cuenta lo que dice casi unánimemente la comunidad científica: el cambio climático es real y acelerado más allá de lo que parecía pensable. NADIE ha dado argumentos sólidos para negar esto.

Pero hasta estos son rebatidos con bastante eficacia, como en esta ocasión hace alguien que firma como tip:

Luís, tu no dices lo que dice unánimemente la comunidad científica si no que dices, lo que te dicen que dice unánimemente la comunidad científica, que es distinto. No hay unanimidad desde el momento que a pesar de las presiones (y no especialmente de las petroleras) hay científicos que no están de acuerdo.

La opinión de MonsieurTon me parece un resumen bastante bueno de lo más neutral que se lee en los comentarios y que muestra que mucha gente no se ha tragado la perorata de Cerrillo:

Desde luego que el hombre es ahora capaz de modificar la composición de la atmósfera y con ello el clima. Pero es muy difícil predecir qué regiones se calentarán y cuáles se enfriarán. Actitudes como la de Losantos son por tanto ignorantes o imprudentes. PERO, que le den un Oscar y un Nobel a Al Gore es DE RISA atendiendo a los numerosos otros problemas más graves, y por tanto tb parece que haya intereses para promocionar la psicosis con el calentamiento y el CO2.

Hace algún tiempo alguien me dijo una frase que sería un buen resumen de lo que puede y debe ser la objetividad en el periodismo (obviamente, no estábamos hablando del periodismo de opinión):

Como periodista tú tienes derecho a pensar lo que quieras y tu empresa lo tiene a exigirte que el lector no pueda darse cuenta de lo que piensas.

¿Tras leer el artículo alguien tiene alguna duda de lo que piensa Antonio Cerrillo? Pues en ese caso algo ha fallado.

PD.: Y que conste que a mi me encanta esa publicidad que nos hacen, como dice The Imp: ¡¡Moooooolaaaaa ser maloooo!!

4 comentarios:

Elentir dijo...

Vaya, no había visto tu entrada, justo acabo de publicar sobre el tema en Batiburrillo. Te enlazo desde allí.

carlos dijo...

Esto estuvo hace un par de días en Red Liberal en el MSV.x

sotogrande dijo...

I love global warming, y estoy hasta los huevos que los pingüinos pasen frio!!

Anónimo dijo...

Pues nada, si no creeis lo que los cientificos y expertos en su materia dicen la proxima vez que tengais un problema de salud consultar al vecino del 2º, que es cerrajero (con todos mis respetos) y te dira como te tienes que operar del corazón.
Por favor, menos intrusismo, que esto parece un programa rosa. Si los expecialistas dicen que es por acción del hombre, es por acción del hombre.
Otra cosa es que seamos unos egoistas y no queremos hacer nada. Cada uno y sus acciones por su nombre.