04 marzo, 2009

Al PP "lan quitaoooo" escaños

Como algunos de ustedes sabrán tengo una hija de dos años y varios meses que, casualmente, es la cosa más bonita de este mundo. Lo que no imaginaba yo es que a su singular belleza, particular gracia e incomparable simpatía se le pudiesen unir, a una edad tan temprana, unas importantes dotes de politóloga. ¿Sorprendidos? Me explico:

Mi pequeña Laura, que así se llama, es de natural más bien pacífico así que de vez en cuando los niños un poco mayores o un poco más gamberretes del parque en el que juega se aprovechan de esa circunstancia y le birlan alguno de sus juguetes. Ella, que es buena pero no tonta, como sabe que la pelea la tiene perdida suele elegir una táctica un poco más ladina: se acerca a nosotros con rostro compungido y exclama "¡¡Ma quitaoooooo!!" para que intentemos mediar en la recuperación del objeto precioso.

¿Que tiene esto que ver con la política? Pues mucho, al menos si escuchamos durante estos días a los dirigentes del PP a los que, con alevosía, algo de nocturnidad y una actitud abusona a más no poder, UPyD "¡¡les ha quitaooo!!" uno o varios escaños. Vivir para ver.

Y es que esta es la principal explicación que los gerifaltes del PP están dando a su pérdida de dos diputados en el parlamento vasco. Vale que es una pérdida que, en vista de lo que se esperaba por las encuestas previas y de la posibilidad (que todavia tenemos que ver si se materializa) de tener por primera vez algo de bacalao que cortar, se ha interpretado casi como un éxito, pero ese primer alivio de no haberse hundido no debe esconder la verdad de los hechos: han perdido dos escaños cuando había nueve más que repartir (los de las nekanes) y, sobre todo, con una participación similar han dicho adiós a un tercio de sus votantes.

Pero como son días de euforia e imbatibilidad rajoyesca, lo que ha pasado es que UPyD anda por ahí birlándoles escaños como un vulgar carterista.

No sé si me llama la atención que "el partido más grande de Europa", como el otro día lo llamó Rajoy, tenga los bemoles de acusar a un partido tan pequeñito y tan nuevo como UPyD de quitarles nada (es como si fuera el gamberrete de seis años el que nos dijese que mi hija "la quitaooo" la pala de la arena); o que los tíos se atrevan a considerar que votantes y escaños son por naturaleza suyos y que si los ciudadanos que antes confiaban en ellos se deciden votar a otra formación es como mínimo un hurto, algo delictuoso y cuasi criminal, una vergüenza, vamos.

Y para más inri, el análisis matemático que no sale ni con ábaco chino: el PP ha perdido más de 60.000 votos y UPyD ha tenido 20.000. Ni tan siquiera el voto útil explica la caida popular ya que por el otro lado el PSOE ha tenido 40.000 votos más, es decir, que TODOS los que han abandonado al PP tendrían que haberse pasado al Patxi y eso no se lo cree ni el que inventó el voto útil.

La conclusión es que muchos votantes del PP simple y llanamente se han quedado en casa. Eso sí, no nos preguntemos por qué "man quitaooo" tanto voto, no sea cosa que sea porque somos unos zoquetes.

Resumiendo: tiembla Arriola que mi hija te clava los argumentos y, además de que ofrecemos la consultoría por mucho menos dinero, es mujer y joven, como dijo Leguina.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi me da una pena eso de que les quiten los votos que son suyos...
porque son suyos, claro.de nacimiento.
enhorabuena señora ha tenido usted una niña del pp.

gonzajda dijo...

Si es que en el fondo el PP y el PSOE son como dos gotas de agua...los dos se que creen que por el peso de sus siglas tienen 7 o 8 millones de votos asegurados, así nos va, todos a seguir al rebaño...por eso me mola Rosa Díez porque se la ha jugado y se ha escapado...

Alfredo dijo...

Lo siento caballero pero no comparto esta entrada suya -- ¿cómo se puede intentar justificar la presencia de UPyD que sólo sirve para sí sí, robarnos votos a favor del PSOE? No digo que lo deben ilegalizar ni mucho menos, pues soy profundamente democrático, pero para lo bueno y para lo malo: y lo cierto es que eso significa que también hay que reconocer la victoria del PNV en el PV.

Ahora bien: que UPyD es un partido repugnante, submarino del PSOE, no me cabe la menor duda: cada día, sus acólitos se vuelven más y más sectarios.

Luis I. Gómez dijo...

En la diana, Carmelo. En la diana.